Como ahorrar dinero ahorrando energía en una empresa

11/04/2017

Las posibilidades de ahorro energético son variadas y de absoluta vigencia, tanto por el importante y creciente coste de la energía (ultimamente desbocado), como por las nuevas tecnologías disponibles. Y además con mejora en el confort de la empresa. Todo ello sin olvidarnos de sus destacables impactos sobre el medio ambiente.

Las empresas son consumidores principales de energía eléctrica. Y aunque las hay muy variadas en lo que se refiere a la necesidad de consumo energético dentro de sus específicos procesos productivos, deben, sin embargo, saber que no pagan por la energía eléctrica que necesitan, ni tampoco por la que consumen, sino que siempre pagan por encima. La cuestión es cuánto de más y cómo solucionarlo.

Hay algunos casos sangrantes en que la cifra puede estar en más de un 100%. ¡Si, ha leído bien, en más de un 100%!, pero en lo normal, la media, está en torno al 50% de más. Y eso es un importante desperdicio. Importantísimo si recordamos que desde 2008 la tarifa eléctrica se ha incrementado en más del 60%. Y en estos días la subida de precios está imparable.

Cuando hablamos de reducir la cantidad de lo que pagamos por energía sin justificar, tenemos que estudiar básicamente cuatro cosas, y en todas ellas lo primero que nos preguntaremos es ¿cuánto vamos a ahorrar con el cambio? Y por supuesto si este compensa. Por tanto habrá que medirlo.

1º) Adaptar todos aquellos sistemas que utilizamos y que dependen de la energía en una empresa, a sistemas con las tecnologías más eficientes disponibles hoy, a costes competitivos.

En el campo de la iluminación, ya es conocida y suficientemente probada la tecnología LED, que a costes actuales muy asumibles, es un sistema eficiente energéticamente que ayuda con el ahorro energético. Reduce el consumo eléctrico sin renunciar a la calidad de la luz y alarga la vida de la lámpara.

El ahorro vía consumo que genera una bombilla LED con respecto a otras depende fundamentalmente de los vatios que consume y también de su mantenimiento (básicamente de los reemplazos). Más info >>

El otro campo con destacable consumo es la climatización. Requiere identificar las posibles actuaciones para mejorar su eficiencia: gestión climática por áreas, flexibilidad de funcionamiento (tanto zonal como horario), control de temperaturas, humedad, tiempos de activación, inercia de temperaturas, relación con exterior, etc. Y esta gestión, puede añadirse además con otras posibles actuaciones sobre las condiciones térmicas de la edificación, así como sobre la eficiencia de los equipos y de los combustibles empleados para climatización.

2º) Incorporar nuevos elementos o sistemas que eviten consumo desperdiciado. Por supuesto cuando el importe de coste evitado sea claramente inferior a la inversión durante su vida útil.

En este campo puede haber varias posibilidades algunas a coste de inversión de muy poca importancia.

  • Instalación de temporizadores / sensores de movimiento es una forma fácil de reducir el coste en luz en las empresas, al reducir el consumo por mantener apagadas las luces de los espacios comunes cuando no hay ningún trabajador en ellos, y por tanto es un desperdicio inútil.

Los sensores de movimiento activan el encendido de las luces cuando se detecta movimiento cercano, y tras un periodo programable sin detección, las apagan automáticamente. De gran utilidad en escaleras, pasillos, estacionamientos…

Los temporizadores otorgan un tiempo de iluminación programable desde que se presiona el pulsador.

La combinación de ambos sistemas permite optimizar la eficacia de cada instalación en cada zona o área.

  • Instalación de equipamiento específico para evitar consumos penalizados, típicos de ciertas máquinas con motor eléctrico, como ascensores o bombas de presión, que consumen energía reactiva, inútil derroche que es penalizada por encima de los límites estipulados. Este consumo se puede evitar instalando baterías de condensadores, reduciendo así la factura eléctrica y aumentando la vida útil del equipo.

3º) Ajustar los contratos eléctricos a la verdadera necesidad real. Tanto en potencia como en tarifa. Y sin olvidar la opción de tarifa con discriminación horaria.

Al respecto, una de las alternativas más eficaces y menos costosas para ahorrar en el recibo de la luz consiste en reducir la potencia contratada, la cual según nuestra experiencia está sobredimensionada en la mayoría de las empresas (llegando a duplicarse la potencia contratada respecto a la necesaria en muchos de los casos). Más info >> Y la tarifa, de igual manera puede aportar ahorros por mejora de precio, dado que las comercializadoras tienen diferentes posibilidades, permitiéndonos elegir aquella opción que mejor se adapte a la necesidad de cada empresa.

4º) Instaurar adecuados hábitos en la empresa en relación con la energía. Por ejemplo mantener la temperatura ambiente en 20º en invierno y 24º en verano.

Si tiene alguna duda o sugerencia o quiere plantearnos sus necesidades y que analicemos su caso, puede hacerlo dejando un comentario o mandándonos un mensaje aquí. En Del Led estaremos encantados de ayudarle en todo lo que podamos.

Share Button
(Visited 174 times, 1 visits today)

Tags: , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies